domingo, 20 de octubre de 2013

Las malas experiencias sirven para crecer



Todas las experiencias laborales que tuve me sirvieron para saber en que condiciones no quiero trabajar y con quienes no deseo volver a trabajar.


En algunos casos, hay empresas o personas con las que jamas volvería a trabajar (por lo menos en las mismas condiciones) y en otras en las que ni en sueños volvería a trabajar.

Desde vendedor de Arbolitos de Navidad en la Calle, registro de usuarios de una empresa de telefonía, cobertura de eventos sociales, edición de vídeo, comunicación institucional orientada a las redes sociales, consultoria o asesoría política en el área de comunicación a un candidato, etc.

Digamos que llevaba mi curriculum en todos los lugares donde podía enviar, aunque las posibilidades de conseguir trabajo a veces eran minimas.

Trabaje para una empresa de telefonía celular (TIGO 4M)realizando Registro de Usuarios debido a que se había sancionado una ley que obligaba a todas las telefonías a registrar a sus usuarios. Ellos y las demás empresas de telefonía contrataron a muchas personas para realizar ese trabajo. Tigo pagaba 3 mil guaranies y Personal 5 mil por el mismo servicio a sus empleados. A mi llamaron en Diciembre y empece a trabajar en Enero. La promoción por así decirlo debía terminar en Abril. Eso jugo en contra mía y de muchas otras personas porque en cada esquina había alguien haciendo el mismo trabajo y cada vez había menos usuarios que registrar. Como ese trabajo no era rentable para mi renuncie antes de que termine la promoción.

Trabaje en otra empresa. Esta vez dedicada a la cobertura de eventos sociales. Esta empresa hace firmar a sus empleados su contrato + su renuncia anticipada + unos recibos de dinero y hasta se sienten orgullosos de violar todas las leyes laborales vigentes en la actualidad. En estas condiciones trabaje 6 meses hasta que varias cosas que sucedieron en mi vida  me obligaron a reconsiderar mis prioridades y objetivos. Fruto de esa reflexión renuncie a ese trabajo.

En esa época también aprendí cómo trabaja el amiguismo en Paraguay de la mano de una ONG y de algunas empresas vinculadas al Socialmedia.

Luego trate de trabajar de manera independiente en la cobertura de eventos sociales en base a mi experiencia en ese campo.

Cuando trabajaba en eventos sociales aprendí que la gente en su mayoría no valora el trabajo del fotógrafo. No falta el que te pide que le hagas gratis o casi gratis una cobertura o le entregues las fotos en un CD porque es mas barato.

Tampoco falta el que quiere canjearte el trabajo por algún curso, entradas a algún concierto o alguna baratija. La gente no comprende que con ese trabajo uno trata de ganarse la vida y tiene algunos gastos que cubrir.

La gente no considera el hecho de que para cubrir un evento social en forma vos tenes que tener tu propia movilidad porque los casamientos, 15 años y demás eventos se hacen de noche y no podes regresar a las 2 de la madrugada en colectivo, ademas de otros gastos añadidos que necesariamente se incluyen en el presupuesto.

Producto de esa experiencia de gente que no quería pagar demasiado por una cobertura fotográfica o que pagaba con varios meses de retraso, entre otras cosas decidí salir del rubro fotográfico.

Hasta tuve la oportunidad de conocer una empresa en donde fui para una entrevista laboral (Bruno Massi Centro de Comunicación o BMCC ) y tuve que esperar a la señora que era la encargada de contratar a la gente para que finalmente me trate como si toda mi formación no sirviera para nada porque en esa empresa no trabaja cualquiera o sea ni siquiera espero que trabajara en su empresa para demostrarme que no era una buena opción trabajar ahí. Literalmente me trato como una basura.

Cuando salí de ahí agradecí a Dios por no haber sido seleccionado para trabajar en esa empresa. Con eso ya les digo todo.

Cuando comente el caso en redes sociales sin dar muchos nombres algunas personas se molestaron por mis comentarios y dijeron que yo era un problematico, que por eso luego no me daban trabajo. Nunca un: Esas empresas estan cometiendo un delito o mínimo actuan mal . Nunca un: Yo soy un empleado más también. A mi me puede pasar lo mismo. No, yo soy el problema por denunciar esos hechos en Internet.

Pero gracias a Dios no todo es tan negativo. En todo ese proceso aprendí muchas cosas.


Hoy en día estoy contento con lo que estoy haciendo mas allá de que representa un desafió para mi en algunos aspectos.

Me siento orgulloso de lo mucho o poco que pude haber logrado hasta el día de hoy a pesar de las dificultades.

Para los que quieran condenarme literalmente por escribir esto les digo. No me calienta. No tengo nada que perder.

Seguidores